Recuerdo cuando dijo “esté quien esté y pase lo que pase, tú siempre serás todo lo que quiero”, lo dijo mientras acariciaba mi rostro con su mano derecha, y su mano izquierda se posaba delicadamente en mi cadera completamente desnuda.
Él fue el primero a quien le entregue mi corazón más no mi carne.
A veces su nombre produce un eco lleno de recuerdos en camas ajenas, he llegado a musicalizar amoríos con esas mismas canciones con las que lo fui queriendo poco a poco.
Recuerdo su perfecta nariz y como me encantaba besarla, me recuerdo confesándome débil, y también recuerdo que él nunca recurrió a mis miedos para controlarme.
Él nunca dijo una mala palabra, y cada vez que alguien me pregunta la razón de porqué él importó, respondo ” él hizo que me enamorara de mí a través de sus ojos”.
Cada cierto tiempo bebemos algo de nuestras vidas, un “hola” a veces nos es necesario; pudimos ser amigos, pero luego que dos personas logran quererse eso se vuelve imposible.
Disculpame por dejarte solo en medio del camino, pido disculpas por no darte todo lo que le di a otros que jamás lo merecieron… Aunque no las necesites.
Tú eres mío por derecho divino, y yo tuya como la noche que no acaba y se nos cuela en los párpados.
Quizá pasara mucho tiempo para que nos volvamos a ver.
Después de tanto es lógico que te des una pausa de felicidad sin restricciones, pero sabes que volveremos a besarnos.
Sabes que si nos miramos nuestras manos inquietas querrán revivir su memoria táctil.
Siempre serás mi pequeño dulce príncipe, él que inspiro mis insomnios, el lúgubre señor de mirada trémula, mi aciego.
Se feliz, aún lejos de mi, pero nunca me dejes del todo.
(Cartas a un hombre sin rostro) - Clemm Abader (via vitacoradelinsomnio)

(via diariodeunachicanormal) *.*
the-book-smiled-at-me:

La Tumba, José Agustín.

the-book-smiled-at-me:

La Tumba, José Agustín.

bosebqtoo:

Y lo seguiré haciendo.. 

:’(

bosebqtoo:

Y lo seguiré haciendo.. 

:’(

♥…

♥…

Mi vida es mucho más interesante dentro de mi cabeza.

Wiii…

Te cansaste de intentar. Pero sigues allí, porque hay algo que te susurra todos los días que las cosas algún día van a cambiar.

^^